Si aún no se pueden realizar despidos,¿Que otra opción tengo en mi empresa?

Frente a la situación de prohibición de despedir en las empresas relacionada con el COVID-19, existen unas medidas de flexibilidad laboral, sobre las que la legislación no establece ninguna restricción, para que la empresa pueda adaptar sus recursos humanos en los diferentes supuestos que le puedan surgir frente a la coyuntura en la que se encuentra.

Estas medidas a las que nos referimos, que pueden adoptarse incluso durante el periodo de vigencia del compromiso de mantenimiento de empleo, además del ERTE, son las siguientes:

  1. La movilidad funcional, que permiten reubicar al trabajador para realizar distintas funciones y ofrecer así una alternativa al despido.
  2. La movilidad geográfica, que ofrece la posibilidad de trasladar al trabajador a distintos centros de trabajo.
  3. Las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, que pueden afectar a cuestiones tales como la jornada de trabajo, el horario y distribución del tiempo de trabajo, el régimen de trabajo a turnos, el sistema de remuneración y cuantía salarial, el sistema de trabajo y rendimiento y las funciones.

Así mismo, si concurren causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, se puede aplicar el «descuelgue de convenio», que es el procedimiento legal que permite inaplicar en la empresalas condiciones de trabajoprevistas en el convenio colectivo aplicable.

En definitiva, unas medidas a tener en cuenta, para cumplir las limitaciones al despido, que pueden ser útiles para aliviar la situación de la empresa, sin correr el riesgo que supone la declaración de improcedencia o nulidad de un despido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *