¿Cuales son los pasos a seguir tras haber sufrido un accidente de tráfico?

Cualquier persona que se sube a un vehículo es susceptible de sufrir un accidente de tráfico, tanto si es el conductor del mismo como si es el acompañante. Es por eso que, desde Aníbal, queremos contarte los pasos que debes tener en cuenta en caso de que te ocurra. Para ello es fundamental contar con un abogado que se encargue de la tramitación completa del proceso, presentación de la denuncia, solicitud del atestado policial, citación de los testigos del accidente, hasta la representación y defensa judicial si fuera necesario.

A continuación te contamos cuales son los pasos que deberéis seguir:

  1. Conseguir todas las pruebas posibles. Inmediatamente después de que se produzca el accidente, en la medida de lo posible, es recomendable sacar fotos y videos de lo ocurrido. Esto es beneficioso, porque en el caso de que los vehículos comiencen a moverse y haya dudas sobre la culpabilidad, tu tendrás las pruebas sobre lo que ha pasado en un documento gráfico, que quizá sirvan para determinar la culpabilidad a posteriori, si se llega a un proceso judicial. Además, en caso de que alguna persona haya resultado herida, es fundamental reunir todas las pruebas que podamos de los hechos ocurridos. Conseguir el teléfono de al menos dos testigos ajenos a nuestro entorno que puedan corroborar nuestra versión de los hechos también nos será de utilidad a la hora de reclamar la indemnización correspondiente en caso de ser denunciados tras un accidente.
  2. Avisar a los cuerpos de seguridad, ya sea policía local o nacional, o guardia civil, para que levanten el atestado. Esto es importante porque una vez se persone la policía en el lugar del siniestro, va a determinar la culpabilidad mediante un informe en el atestado judicial, donde se recogerán los datos clave del siniestro, lugar, hora, testigos, personas implicadas, causa del accidente, etc. Aspectos muy importantes a tener en cuenta de cara a una futura reclamación. Es aconsejable llamar al 112, puesto que si habéis sufrido alguna lesión, también va a aparecer una ambulancia.
  3. Si hacéis un parte amistoso, debéis recoger bien los datos para que no haya ningún malentendido. Es importante hacer el dibujo en el parte, para que quede muy claro lo que ha ocurrido y el orden en que se encontraban los vehículos en el momento del accidente. De la misma manera, si tienes que prestar declaración a la policía, cuida las manifestaciones que haces al respecto, ya que, en ocasiones, por nervios o confusiones tras el siniestro, podríamos no expresarnos con claridad y nuestra declaración nos perjudicaría pudiendo ir en nuestra contra.
  4. Guarda todos los informes y partes médicos así como las facturas que se deriven de los mismos. Puede que en el mismo instante del accidente aparentemente no haya lesiones, pero quizá más tarde aparezcan, como ocurre en el caso del latigazo cervical, en este supuesto es importante que cuando se reciba asistencia sanitaria, se comunique en todo momento que ha sido debido al accidente, para que haya una causalidad entre el accidente y las lesiones, de cara a que la compañía aseguradora no se lave las manos alegando que no existe un nexo causal (el BOE, recoge que transcurridos 3 días tras el accidente, si tienes alguna dolencia, no lo se relaciona con el mismo). Así mismo, es importante guardar todos los informes y partes médicos que recogen la evolución de las lesiones, así como las facturas que puedan devenirse y que justifiquen esos gastos, ya que, las indemnizaciones que podemos recibir se calculan de acuerdo a esas lesiones que hemos sufrido y se computarán los días impeditivos, los días con molestias, las secuelas, además de los gastos médicos y materiales.
  5. Asesorate por un abogado especializado. Las compañías aseguradoras involucradas en el accidente normalmente hacen una oferta al perjudicado con una propuesta de indemnización. La aceptación de esta cantidad implica la renuncia a llevar a cabo cualquier acción civil o penal, es decir, se desiste de reclamar judicialmente por las lesiones sufridas. No cierres ningún acuerdo con las compañías aseguradoras hasta hablar con un abogado y asegúrate de que es una indemnización similar a la que obtendrías acudiendo a la vía judicial, es muy importante estar asesorado por un abogado especializado en siniestros de tráfico que nos informe y valore económicamente las lesiones para saber si la indemnización ofertada es la justa o tenemos derecho a una mayor.

Si este es tu caso y has sufrido un accidente, en Aníbal podemos ayudarte, ¡Consulta a nuestros especialistas, te ayudamos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: